viernes, octubre 05, 2007

27 de Septiembre

Después de un tranquilo viaje gracias a nuestro chofer Juan Botía, vecino de Lorca, llegamos a las 4 de la mañana al aeropuerto de Barajas, Terminal 1 donde ya se encontraban otras delegaciones, como el equipo de Castilla León de baloncesto femenino. A las 5 y media llegó la Directora Técnica de la Delegación Española, Cuca Delgado, que junto a Mª Angeles Prada, Médico y miembro de la Junta Directiva de Special Olympics España, Xavi Diaz, Yolanda Pérez y David Pequeño son las cinco personas de la organización que se integran con el equipo español. Después de ir llegando todos los atletas y entrenadores de todos los deportes que representan a España, pasamos a facturar nosotros primero por el volumen de nuestros bultos, a hacer la foto de grupo de todos los integrantes que aquí detallo: Tenis (Special Olympics Andalucía) y como entrenadora Raquel Gervasini; Baloncesto masculino (SO Andalucia) con Juan Pedro García, Rafael Navio y SO Galicia con Javier Rua; Bocce (SO Aragón) con María Berges y José Juan García (SO Canarias); Baloncesto femenino (SO Castilla y León) con Noemí Honrado y Mamen Robles, Jose Miguel Esteller (SO Cataluña); Fútbol 5 (SO Aragón) con David Berruelo y SO Galicia con Javier Alonso; Fútbol 11 (SO Cataluña) Manel Celeiro y Xavi Tendero, Juan Carlos Gonzálvez y Marco Herreo de SO Madrid; Tenis de mesa (SO La Rioja) Pablo Ulecía y Nieves Pujalte (SO Comunidad Valenciana); Natación, (SO Asturias) con Susa Menéndez (SO Asturias) y Toni Verges (SO Baleares); Atletismo con Ismael Parrila (FECAM de Castilla la Mancha) y Carmen Tió (SO Cataluña); Gimnasia Rítmica con Esther González (FECAM de Castilla la Mancha); Badminton (SO Castilla y León) con Begoña Madrigal y Blanca Gari; Vela (SO Comunidad Valenciana) con Mario Azara y Mapi Canet y Ciclismo (SO Murcia) con Ana Lucía Pérez y Lorenzo Carmona. Tomamos el avión hacia Londres, aeropuerto de Heathrow y llegamos a las 10 de la mañana, para tomar el gran travesía de vuelo hasta Hong Kong con 10.000 km por delante y una ilusión tremenda. El ambiente que se respiraba era de incertidumbre al principio por los chicos por el viaje que teniamos delante ya que duró alrededor de 13 horas. Yo no se ya si comíamos, desayunábamos, cenábamos o eso que era, pero cada dos por tres, nos traían algo para echarnos a la boca. En cada asiento iba una pantalla interactiva con películas, juegos, programas de tv, música, etc., que hicieron más a meno el viaje, aunque los pasillos y los fondos estaban siempre llenos de nosotros, hablando y haciendo amigos.

No hay comentarios: