sábado, julio 02, 2011

Dia 14 - 2 de Julio


Iniciamos el día con el único día libre desde que se inició la competición, lo que nos permite poder ir a pasar el programa de salud en el Helexpo que además está el centro de familias.

Tomamos el autobús con Sara y le comentamos la posibilidad de poder realizar esta tarde, siempre y cuando fuera posible una salida por la zona centro, por lo que acordamos llamarnos. Iniciamos nuestro programa de salud con el programa de oídos que da resultados para que las familias tengan, en algunos casos que visitar a un especialista por un motivo u otro.

Continuamos con el programa de pies que también realizan todos con igual recomendación para algunos atletas. Después vendría el programa que todos pasamos al menos. 

El programa de la vista nos permite detectar que hay que realizar revisiones por profesionales que se han de realizar y para los que no tenían ningún tipo de necesidad, les hacen entrega de unas gafas de sol de marca prestigiosa. En esta ocasión, no les hacen los cristales y luego envían a casa, sino que la idea desde el principio ha sido tener en existencias una serie de cristales más usados y en nuestro caso, al haberlo realizado hoy y no ayer, motiva que solamente nos hagan entrega de una montura que elegimos, creo, con buen gusto, para posteriormente poder ponerle los correspondientes cristales. En este programa nos reencontramos con Gaspar y Arantxa y los chicos de natación que pasan el programa de la vista con nosotros. Gracias a Carlos, profesional optometrista encargado del programa de vista de los paises latinoamericanos.


El último programa que realizamos es de los dientes que además les hacen entrega de un kit dental. Tras nuestra visita procedemos a comer para posteriormente pasar a iniciar nuestro pequeño tour por Atenas.
Justo en la puerta del centro de salud tenemos una llamada de Sara que nos indica que podemos coger el bus que nos decían el 550 que nos lleva hasta la parada donde se encuentra Sara en Fix metro. Allí tomamos el metro hasta la siguiente parada de la Acrópolis donde comenzamos nuestra ruta por la ciudad. Primero vamos a realizar las compras pendientes en un lugar recomendado por Sara que resulta genial por la variedad de artículos además de ser elaborados por el propio vendedor.

Paseamos por una plaza debajo de la Acrópolis donde realizamos fotos de grupo. También paseamos por una calle y encontramos la tienda de las sandalias artesanales de un poeta (mañana colgamos más datos al respecto)


Pero yo no podía y quería ir por la ruta tradicional, sino que teníamos que ver la verdadera Atenas, la Atenas de los atenienses que día a día trabajan y hacen su vida en una ciudad legendaria. Y lo conseguimos, mérito de Sara por supuesto. Nos dirigimos al Agora, mercado de carne y pescado donde tomamos la foto que abajo contemplais pudiendo ver el contrastre de la carne sin refrigerar con los televisores del última generación arriba en el techo mientras estás comprando además de los humos y motos que entran sin cesar dentro del mismo. Junto a él estaba el mercado de pescado donde estaban liquidando, prueba de ello la montaña de cajas de corcho blancas apiladas.


Una de las cosas que más me sorprendió, fue el tamaño de los caracoles que además tenían una pinta buenísima y me extraño verlos en esta época (según cultura de campo dicen que para cogerlos frescos y en su tiempo tiene que ser en meses que lleven ere). El mercado de fruta y verduras además del de encurtidos (las aceitunas están en unas perfectas montañitas sin su caldo correspondiente) estaba fuera en la calle, además estaba cerrado los puestos más grandes de especies, aunque su olor no se perdiera.

Decidimos tomar un tentempie hasta la cena comiendo algo muy típico salado como es el spanokopita (una pasta filo rellena de espinacas con queso feta y con capa arriba de filo cubierto de sésamo) y yo me pido una tiropita (pasta filo rellena de queso y un fiambre parecido a nuestro lomo de Sajonia). Como postre no tomamos procedemos a tomar un kuluri a mi gusta el kuluri tiri (rosquilla con sésamo y la mia con queso) y los chicos se piden una de chocolate (kuluri chocolatas) que aquí inmortalizamos.

Paseando por la zona nos quedamos a distancia de la plaza Sintagma, donde permanecen aún los acampados (cuando en España se realizaron las movilizaciones uno de los carteles señalaba "cuidado que no se despierten los griegos" y en uno de los carteles de la plaza reza el logo "los griegos han despertado y están aquí"). Ayer nos contaban que los policias tiraron gases lacrimógenos además de los exaltados al metro (los exaltados que nada tienen que ver con los acampados), ya que sobre las seis de la tarde se vienen los exaltados y nos advierten que sobre esa hora no se ronde por las inmediaciones, pero nuestra delegación está advertida para no pisar siquiera la plaza Sintagma.

Realizamos la vuelta al hotel y nuestra querida Sara se nos vuelve a ir con los compañeros al centro de la ciudad para iniciar su querida muestra de la maravillosa Atenas a todos nuestros amigos.

Volvemos al hotel, tomamos una ducha y nos dicen que tienen una salida cerca del hotel a un planetario con una proyección cinematográfica (en griego y con auriculares en inglés) a lo que uno de nuestros chicos, Emilio, cuando concluye la proyección y lo comentamos nos pregunta "¿De qué iba?" a lo que dejamos en interrogante.

El día ha sido largo y duro, pero mañana tenemos el último día de competición y el reto de poder llevar alguna medalla que se sume a las ya conseguidas por la delegación española.


1 comentario:

eli dijo...

Emilio me encanta tu sinceridad,llevas razon el griego es muy dificil de entender.
Mañana os espera un duro dia descansar que os lo mereceis.